Solomillo ibérico con puré de calabaza, queso gorgonzola y jugo de cebolla confitada

Cocina, Salados | 5 junio, 2016 | Por

 

 

 

 

 

 

Solomillo ibérico con puré de calabaza y queso gorgonzola
Raciones: 4
Puntúala!
Imprimir
Para la carne
  1. 2 solomillo de 350 grs/ unidad aprox
  2. Sal
  3. Pimienta negra de molinillo
  4. Aceite de oliva
Para el puré de calabaza
  1. 500 grs de calabaza violín ya pelada.
  2. 85 grs de queso gorgonzola dulce.
  3. Sal y pimienta blanca.
  4. 50 ml nata al 32% materia Grasa.
Para el jugo de cebolla
  1. 500 grs de cebolla.
  2. ½ litro de caldo de pollo
  3. 30 gr mantequilla.
  4. sal
Verduritas de temporada
  1. Espárragos verdes
  2. Tomates de rama cherrys
  3. Guisantes de temporada
  4. Sal
  5. aceite de oliva virgen
  6. Sal Maldon
Instrucciones
  1. Para preparar el puré de calabaza, pelar la calabaza y cortarla en trozos grandes. Cocerla en agua hirviendo con una pizca de sal. Cuando esté muy tierna pero entera, escurrir la calabaza y rápidamente pasarla a un robot de cocina. Añadir el queso y la nata y triturar muy bien hasta conseguir un puré fino y delicado.
  2. Rectificar el punto de sal si fuera necesario y añadir una pizca de pimienta blanca.
  3. Reservar hasta utilizar.
  4. Para preparar el jugo de cebolla debéis pelar y cortar a la mitad las cebollas y cortarla en juliana gruesa (3 cm aproximadamente).
  5. Poner en una sartén la mantequilla. Añadir la cebolla y dejarlo a fuego medio fuerte. La cebolla tiene que quedar con un buen color dorado sin importar que este cruda.
  6. Cuando veamos que el punto de coloración es adecuado y la mantequilla está dorada pero no quemada añadir el caldo de pollo.
  7. Añadir en principio un cacillo de caldo para que se desglase bien el fondo de la sartén, dejar reducir y volver a añadir más caldo.
  8. Dejar cocer la cebolla hasta comprobar que está blanda.
  9. Colar muy bien la salsa y volver a poner al fuego hasta conseguir el espesor deseado. Reservar hasta utilizar.
  10. Es importante que cuando fondeemos la cebolla la mantequilla no se queme por los bordes del recipiente, porque nos amargará.
  11. Blanquear en agua hirviendo los tomates 10 segundos, pasarlos rápidamente a un bol que tendremos con agua y hielo. Pelarlos.
  12. Hacer lo mismo y en distintas aguas con las yemas de los espárragos verdes( 15 segundos de cocción ) y los guisantes de temporada(25 segundos de cocción).
  13. A la hora de servir, marcar los solomillos cortados en medallones de 65 grs cada uno en una sartén o parrilla. Dejar al punto en su interior.
  14. Calentar el jugo de cebolla, debe tener una textura sedosa.
  15. Saltear en aceite de oliva Virgen las verduritas y sazonarlas.
  16. Calentar el puré de calabaza.
  17. A la hora de servir disponer el puré de calabaza en el centro del plato, sobre este dos medallones de solomillo, las verduritas y terminar napando ligeramente( cubriendo) con nuestro delicioso jugo de cebolla.
Notes
  1. El jugo de cebolla se puede congelar y recordad que no debéis ponerle sal hasta el momento de servir.
Catering Iria Castro http://www.iriacastro.com/
Deliciosa combinación, el dulce de la calabaza con el punto picante y agradable del cremoso queso gorgonzola.

Comprad el queso gorgonzola dulce, lo encontraréis en cualquier supermercado, envasado al vacío o en el mostrador de la quesería. También tenéis el gorgonzola picante que se diferencia del dulce en que la pasta es más seca, menos cremosa.

Para este plato utilizaremos el dulce, con su toque ligeramente picante. Es importante que siempre que vayáis a comer queso gorgonzola lo dejéis un mínimo de 45 minutos a temperatura ambiente para disfrutar de su sabor y de su cremosidad.

Espero que disfrutéis cocinando esta delicada y exquisita receta.

 

Feliz semana!!!

Besos

Comentarios

Sé el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Puedes usar estas tags en HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>